Escaso tiempo para la cosecha

RONDON

La “vinotinto” llega con el equipaje lleno de dudas a Chile 2015. Primero, porque la memoria del fanático venezolano aún está atestada de las imágenes de la tanda de penales ante Paraguay, en semifinales de Argentina 2011, que representó la mejor actuación de Venezuela en cualquier competición a nivel de selección mayor. Ese listón alto ha jugado en contra de la selección, la ha acechado, ha generado presión al no poder responder en las eliminatorias a las expectativas que se generaron en el torneo continental.

Segundo, porque el proceso actual, en la era de Noel Sanvicente, no ha sido tan largo como el de otros combinados, y dejando a un lado las comparaciones, tan extenso como para carburar un grupo con sentido colectivo de excelencia. Dicho sea de paso, que comparte grupo con Colombia, uno de los equipos con mayor cohesión de grupo que se vio en el pasado Mundial de Brasil 2014. Justamente con los “cafeteros” se verán las caras en el primer partido el 14 de junio.

Y si a la “vinotinto” le faltó tiempo, también preparación. Los amistosos previos a la Copa se cayeron, dos que se tenían planteados para ser específicos. Quizás el tema parte porque el Presidente de la Federación Venezolana de Fútbol, Rafael Esquivel, es uno de los detenidos en Zúrich por el caso de corrupción de la FIFA. 

Al margen de las dificultades, el poderío del plantel parece estar en su mediocampo. Cuenta con jugadores de experiencia, que vienen siendo titulares en sus planteles. El “general” Tomás Rincón, titular del Genoa es la carta más alta, quien tiene capacidad para recuperar, defender y manejar el ritmo de la selección. El de San Cristóbal podría estar acompañado por Juan Arango, en labores más creativas, probablemente dos de los jugadores que tienen el lugar asegurado en el 11 inicial.

La defensa contará con Oswaldo Vizcarrondo, pieza clave en el ascenso del Nantes a la Ligue 1 hace algunas temporadas. Se ha consolidado, y es uno de los inamovibles en la defensa central del combinado venezolano. Roberto Rosales, lateral derecho del Málaga, también titular en su club, es una de las garantías de “Chita” Sanvicente, pues tiene además proyección ofensiva por la banda. También puede jugar por la izquierda, si es que el DT así lo necesita. 

El tema fundamental estará en el ataque, aunque Juan Arango hablaba de la necesidad de tener la pelota y efectuar salidas rápidas. José Salomón Rondón, uno de los goleadores del Zenit, es el delantero que viene más en forma. Podría acompañarlo Josef Martínez, quien aunque no ha sido pieza importante en el Torino si ha marcado y ha visto minutos. Situación totalmente opuesta a la temporada para el olvido de Miku Fedor, quien llegó al Rayo sin el beneplácito de su técnico y no jugó, pero aun así fue incluido en la lista de 23. Venezuela se irá descubriendo en Chile, luego de que por primera vez el seleccionador tuviera un módulo de trabajo de más de un mes en Mendoza, Argentina, previo a la Copa. En poco se verá si el juego y las expectativas pueden superar al escaso tiempo de cosecha de esta nueva reserva “vinotinto”.

icon1

La Chica del Banquillo

Por:

sign

Últimas Columnas

icon2

Suscríbete

Goto Top