Principio y Fin

2-3681-20150621-185205
NOR
ISL

Para bien de todos el fútbol es una larga escalera. Una que, felizmente, no se acaba. Una en la que no existen rutas alternas, y cualquier alteración en la evolución natural que implica subir, termina costando caro. Alteración que bien puede llamarse expectativa. Como la que crea una potencia como Holanda, que usualmente “juega como nunca y pierde como siempre”, pero que en su versión actual se queda fuera de la Euro 2016. Una competición en la que además se  tendrá el mayor número de contendientes de la historia, porque la escalera se amplió con un nuevo formato de 24.

Mientras en Amsterdam Arena trataban de digerir el hecho de que se cortaban sus participaciones consecutivas y por primera vez desde 1984 verán la competición desde el sofá de casa, en Islandia, por ejemplo, se alistan para inaugurar esa página de la historia que permanecía en blanco, esa que dice que nunca han disputado una fase final de la competición.

Justamente eso es lo que mueve la escalera. La necesidad de pisar ese escalón desconocido que lleva a un nivel más alto. Y mientras para algunos el camino se termina –por ahora- como pasó con la “oranje”, para otros como Hungría o Noruega sigue con otro nombre: repesca. Y mientras de ese lado del planeta buscan llegar a Francia 2016, del otro, en el nuestro, comienzan a subir una larga cuesta que lleva a Rusia 2018.

Porque en Conmebol ya rodó el balón en par de fechas, en una de las pendientes más complicadas que llevan a la Copa del Mundo. Porque está Brasil, que se resbaló en la fecha uno, y que si, que ya no juega bonito, y que ya no tiene la cantidad de estrellas de otrora, pero que ejerce una presión psicológica. Quizás no tanto en el rival –aunque las 5 estrellas cosidas en el escudo merecen respeto- sino más en su propio equipo, que veía como el Castelao callaba y reclamaba el gol del vinotinto Christian Santos, que significaba el 2-1 que acercaba, pero no tanto, a los de Sanvicente. Venezuela terminó cayendo 3-1 ante la eterna “penta”.

Y si, a la “canarinha” le ha costado encontrarse. Pero a los de Dunga les da un fresquito que en territorio de la subcampeona de Copas, con perdón de la “generación perdida”, se popularicen las etiquetas de #faltaMessi #sobraTata. Argentina mejoró su versión mostrada ante Ecuador, salvando un punto en el Defensores del Chaco, casa de Paraguay, equipo que se olvida tras dos jornadas que fue el último de las eliminatorias anteriores.

De eso también se trata la escalera. De dejar atrás lo anterior para ir por más. Por eso México hoy despide a Ferreti con la etiqueta de #GraciasTuca. Por eso Osorio asistió al Azteca para ver esta nueva versión que recibe del Tri. Por eso Honduras celebra conseguir el pase a los numerosos peldaños que llevan a la medalla de oro de Rio 2016. Y por eso, el Tri, en su versión sub 22, se prepara para revivir el ascenso que los llevo a la cúspide de Londres 2012. 

icon1

La Chica del Banquillo

Por:

sign

Últimas Columnas

icon2

Suscríbete

Goto Top