Balón de Oro: Messi, Cristiano + 1

balon-de-oro-fifa

Es de tarde en Tegucigalpa, Honduras, y el fútbol nos ha reunido en un café de la ciudad con Hristo Stoichkov, miembro original del Dream Team del FC Barcelona. Es enero 2015, así que la primera pregunta obligada es qué opina acerca de la entrega del Balón de Oro a Cristiano Ronaldo, que acaba de tener lugar en Zúrich, hace apenas una semana. El cuestionamiento va más allá del morbo de picar a un “antimadridista” confeso en el tema de que el premio de FIFA haya ido a parar a otras manos distintas a las de Messi. Vamos, que no lo ganara un culé.

La cuestión va más por el lado de saber qué cree actualmente un ganador del Balón de Oro del premio que consiguió 21 años atrás. “Un concurso de popularidad”, dice el búlgaro. Y le comento que Lothar Matthäus, otro ganador del esférico dorado, ha dicho algo parecido en el diario alemán Bild. Sólo que el ex del Inter añadió que Messi había robado el lugar que le correspondía a Arjen Robben entre los tres finalistas.

En la conversación de aquel día alguien recordaba las palabras de Franck Ribery sobre Messi y Cristiano, los dos jugadores que han dominado el podio de nominados al mencionado premio. O mejor dicho, las palabras acerca de los méritos necesarios para ganar la competencia. El jugador del Bayern decía que “sólo es política” y que mientras los nombres del argentino y el portugués siguieran en competencia, el tercero no tendría ningún chance. “Es la misma historia cada año. No sé qué se necesita para ganar este premio. Ni ganar el Mundial parece que sea suficiente”, agregó el francés, refiriéndose claramente a Manuel Neuer, quien quedó tercero en las votaciones… al igual que Ribery en 2013.

En eso estamos de acuerdo. Mientras Messi siga siendo Messi y Cristiano siga siendo Cristiano encabezarán las votaciones al mejor futbolista del año. Porque son los dos mejores de su generación, los más influyentes y siguen rompiendo récords. Si volteamos a mirar los números de este 2015, el delantero merengue se convirtió en el goleador histórico de uno de los clubes más grandes en la historia del fútbol. En leyenda, como le recordaron en el Bernabéu.  CR7 marcó 48 goles que le aseguraron la Bota de Oro europea, máxima cantidad conseguida en la historia de la Liga y 10 en Champions, misma cantidad que Leo.

Pero el 10 blaugrana ayudó a su club a ganar la Liga, la Copa del Rey, la Champions y la Supercopa de Europa. Fue máximo goleador del equipo, con 43 tantos, delante de los 39 marcados por Neymar, el debutante. Ambos ayudaron a que el conjunto catalán ganara por segunda vez en su historia el triplete, primer equipo del mundo en lograr repetir la gesta. El brasileño consigue el puesto por primera vez en su carrera, y analizando, no hay sino que darle la razón a Ribery: el ex del Santos es quien menos opciones tiene de llevarse el Balón de Oro a casa. El que más Messi.

Como lo dice ahora quien ganó hace 25 años el trofeo, Matthäus: “Messi ha vuelto a rendir a un nivel excelente con el Barcelona, y no se ha hecho solamente con la Liga de Campeones, sino también con el doblete en España. Aunque los títulos con Argentina se le resisten”. A eso se refiere Stoichkov: los tiempos han cambiado. Cuando ganó el alemán acababa de proclamarse campeón del Mundo en Italia 90, en donde lució la banda de capitán y era figura del Inter en el Calcio, en donde se concentraban las mayores estrellas del fútbol mundial.

En mi opinión, Messi se convertirá en el primer jugador en ganar este galardón por 4 ocasión, quinta en total. Y si los títulos tienen peso, me pregunto por qué se les olvidó colocar a Massimiliano Allegri en la lista del mejor entrenador del año. Al hablar de trofeos surge otra pregunta interesante: valdrán más los récords de Cristiano que lo ganado en colectivo por Neymar? Puedo apostar a que el brasileño quedará por detrás de CR7. Y Stoichkov habrá tenido razón.

icon1

La Chica del Banquillo

Por:

sign

Últimas Columnas

icon2

Suscríbete

Goto Top