Vinotinto femenina: utopía hecha en Venezuela

Vinotinto_Sub17_1561_ER-900x600

En el fútbol existen las utopías, y aparentemente están hechas en Venezuela. Porque el domingo en el Metropolitano de Cabudare se unían tres factores ‘sui generis’: un grupo de mujeres, menores de 17 años, dando una verdadera demostración de dominio futbolístico. Si, de fútbol de categoría mundial. Del que practica Deyna Castellanos, máxima goleadora del Mundial de Costa Rica 2014, la artillera de estas “chicas superpoderosas” con 12 de los 27 tantos que produjo la mejor selección femenina de la categoría en Sudamérica. Porque las bicampeonas de la zona no quisieron dejar espacio a las especulaciones sobre casualidades y coincidencias. No luego del trabajo de 8 años que ha realizado el técnico panameño Kenneth Zseremeta.

Y la calidad deja de ser una expectativa para convertirse en un tema real. Uno palpable en un golazo de Daniuska Rodríguez ante Colombia que se hizo viral. Uno de sus 7, que sumaron a sus 9 asistencias durante este Sudamericano sub17. Una calidad que habla de los apenas tres tantos recibidos en todo el torneo por la portera Nayluisa Cáceres, figura en la final ante Brasil. Esta selección no sólo presume de grupo y de invicto, sino también de favorita.

La vinotinto sub17 puede, fácilmente, colgarse el cartel de selección a seguir para la Copa del Mundo de Jordania 2016. De hecho, medios como la BBC de Londres ya la colocan como uno de los rivales a vencer en el próximo Mundial de la categoría. Pero la realidad inmediata de la selección mayor, y más aún de la Federación Venezolana de Fútbol hace que nos preguntemos… A dónde será encaminado este talento? Dicho por el propio Zseremeta “El fútbol femenino goza de desprecio, del desinterés y de la falta de apoyo”. Y como reconoce el panameño no pasa por dinero, pasa por una planificación a conciencia en pro del crecimiento del fútbol femenino del país. Y a eso hay que sumarle lo obvio, representado en unas recientes declaraciones de uno de los vinotinto más exitosos de la actual generación Salomón Rondón, la FVF “ha mostrado ser incompetente con los jugadores”.

Ese tema me hace recordar a Deyna Castellanos en la Gala del Balón de Oro de Zúrich en 2015. La primera futbolista venezolana, sin distinción de género, en recibir una invitación de la FIFA para asistir al evento. Si, la joven de 16 años tiene ofertas para estudiar y jugar en los Estados Unidos, un país potencia en el balompié de mujeres, recientes campeonas del mundo. El domingo pudo ser un capítulo en el ascenso de una generación exitosa, de la que salga una futura Abby Wambach, o una Marta. Por qué no… Si en Barquisimeto se demostró que las utopías están hechas en Venezuela. Esperemos que la moneda caiga del lado de la FVF.

icon1

La Chica del Banquillo

Por:

sign

Últimas Columnas

icon2

Suscríbete

Goto Top