De la renta del Bayern al varapalo del Real Madrid

BayernMunich
championsleague
Real-Madrid-perdio-Wolfsburg

Ayer leí en algún diario europeo que el Bayern, últimamente, vive de la renta. Lo que sucedió en el Allianz ante el Benfica, ese 1-0 justito, fue denominado por la web de la UEFA como “golpear sin noquear”. Si lo barato que le salió todo al Benfica llamó la atención, tendríamos que buscar nuevos adjetivos para redefinir lo sucedido al Real Madrid en Alemania. Porque el tema no pasa por demeritar al Wolfsburgo, debutante en esas instancias de los cuartos de final de la Champions. Sino que más bien es un tema de fútbol. Del poco estilo y juego que ha mostrado el Madrid.

Si, la actualidad del conjunto merengue se resume en 11 jugadores desconocidos portando un uniforme mítico. Vamos, que al club más laureado de Europa sólo se le reconoce por su escudo. Hace poco en la redacción de ESPN hacíamos nuestra tradicional discusión tras el sorteo de cuartos de final. Y lo predecible era que el equipo de Zidane consiguiera ahogar las penas ligueras yendo de copas por la noche europea. Y como dicen en mi país “ni lo uno, ni lo otro, sino todo lo contrario”. El envión anímico del Clásico se quedó como un cartucho que se quemó, de manera aleatoria, en Camp Nou.

Parte de la discusión pasaba por el futuro del Barcelona, que parece totalmente opuesto al de su eterno rival. Pero si hay un equipo que puede complicar la existencia al FCB, o el único, es el Atleti. Porque el conjunto culé debe bajar de su pedestal de omnipresencia para enfrentar a un equipo que, como ellos, suda y transpira autoestima. El problema es que por el estilo de juego de ambos, impreso de pe a pa en el partido de ida, los colchoneros tendrían que aguantar mucho en su área, la presión del siempre complicado sistema “hecho en La Masía”. Del todopoderoso Barça.

La llave del PSG se antoja interesante. Porque los parisinos repiten en estas instancias por cuarto año consecutivo, ahora ante el presionado Manchester City al que se le fue el carro de la Premier. Si, aunque los de Pellegrini se dan por servidos porque ya han hecho historia al llegar aquí por primera vez. Muchos ojos están a la espera de ver lo que es capaz de hacer el equipo de Blanc, que carbura perfecto hasta el punto de jugar sólo en la Ligue 1 y coronarse con mucha anticipación. Eso sí, el DT ha querido desmarcarse de favoritismos, quizás porque saben que la Champions nada tiene que ver con el torneo local. Y más luego de ver las imprecisiones de su equipo, que dominó la segunda mitad de la ida, y que terminó equivocándose y permitiendo el 2-2 final.

El Real Madrid también sabe que una cosa puede ser independiente de la otra. Apelará al Bernabéu, a la “fábrica de sueños” de la que hablaba Di Stéfano. Lo mismo intentará el Atleti en su búnker del Calderón. Un equipo con la mentalidad del Cholo, esa que vende muy caras sus derrotas… Hasta donde el arbitraje se lo permite. El Bayern, otro que se ha ido desdibujando en el tiempo, buscará llegar a las semis. Pep no se permitirá menos en su despedida. Como ellos, el PSG y el FCB siguen soñando con levantar tres títulos. Porque de eso se trata Europa: de posibilidades, de tripletes… y también de sorpresas.

icon1

La Chica del Banquillo

Por:

sign

Últimas Columnas

icon2

Suscríbete

Goto Top