Semis Champions League: Soñando despiertos

Manuel Pellegrini
Simeone

Recuerdo a la perfección la última vez que Manuel Pellegrini se sentó en el banco a dirigir un partido de semifinales de la Champions. Aquel 25 de abril de 2006 habíamos salido temprano de la redacción de Radio Marca, en Madrid, y nos fuimos a un garito –un bar de toda la vida- cerca de La Castellana. Por aquellos días ese era el barrio en donde se encontraba nuestro búnker. Me acuerdo porque el Villarreal del “ingeniero” enfrentaba al Arsenal, que a la postre terminó perdiendo la final ante el FC Barcelona.

Toda España estaba pendiente de la historia del submarino amarillo. Un equipo que alcanzaba su nivel más alto en Europa, una instancia que, para ellos, se quedó en el “érase una vez”. Recuerdo que fue la noche del penal fallado de Juan Román… ante el Arsenal de un jovencísimo Cesc Fábregas. Y 10 años después el círculo se cierra para el DT chileno: por primera vez el Manchester City consigue clasificar a una semi de la mejor competición de clubes del mundo, eliminando al PSG. La pregunta es si en este ciclo que se rompe pasará lo mismo: el inglés ante el español. Y de ser así, si ahora la suerte le toca al Manchester City de Pellegrini o al rival ibérico.

Adivinanzas las justas. Por otro lado el FCB cayó, como dije en el post anterior de hace una semana, ante el único equipo capaz de vencerlo: el Atleti. En la previa del partido en el Calderón, la actitud del Cholo Simeone me recordó un fragmento de la carta de Claudio Ranieri a la afición, que aprovecho para reproducir “no me importa el nombre del rival. Solamente quiero que luchen. Si son mejores que nosotros, ok, felicidades. Pero tienen que demostrarnos que son mejores”. Bajo esa filosofía que tiene al Leicester City en la cima de la Premier, y a los madrileños celebrando en Neptuno, salió el equipo colchonero. Pensando en colectivo, porque como acertó mi colega Guille Honrubia en su texto en uefa.com, “la estrella es el equipo”.

Esos dos clubes tienen mucho que ganar y nada que perder. Porque el Ingeniero lo hizo con el Málaga, que llegó a los cuartos en su año de debut en Champions en la 2012/13, repitiendo la meta que había logrado con el Villarreal, al que llevó un paso más allá. Ahora le toca al City. Y porque el Cholo sueña con la Liga, en la que está a 3 puntos del Barça a falta de seis fechas, pero lo hace despierto. Sueñan mientras amarran las semifinales y piensan, por qué no, que a la tercera va la vencida. Pase lo que pase, Neptuno espera… total, el mundo le pertenece a quienes se atreven a soñar despiertos.

icon1

La Chica del Banquillo

Por:

sign

Últimas Columnas

icon2

Suscríbete

Goto Top