Europa saluda al Campeón

Zlatancampeon
Barcelonacampeon
Bayerncampeon
JuventusCampeon

Mientras Zlatan Ibrahimovic se pasea por una última vez por el Parque de los Príncipes, por Granada pasaba la Liga. Si, porque el Barcelona dejó los deberes para el último momento, llenando de emoción un torneo que parecía sentenciado en el punto medio y que en algún momento tuvo espacio para tres. Pero en Los Cármenes era difícil fallar. Y liderados por “el pistolero” Suárez y su hat trick consiguieron su Liga 24. Uno de los dos finalistas, el Atlético o el Real Madrid, tendrán que conseguir consuelo en Europa. Dicho con ironía. El otro se habrá quedado en el “casi”… Que no sirve ni en la vida ni en el fútbol.

Mientras en España esperaron hasta la 38, en Francia hubo campeón con 8 jornadas de antelación. Además con escandalosa goleada sobre el colista Troyes de 0-9 de por medio. El PSG hiló su cuarto título consecutivo, rentabilizando el tropiezo del Mónaco que para aquellas fechas había empatado a 2 con el Reims. 25 puntos de distancia y monopolio para los de Laurent Blanc. Como lo fácil aburre por eso la Champions es la nueva obsesión.

Y si hablamos de dominio, cuando parecía que habría Scudetto, o al menos opciones, para el Napoli o la Roma, regresó la Juve. Esa que estuvo en la parte media de la tabla en una Serie A en la que el que se resbala pierde. ¿Qué sucedió para aquel entonces? La vecchia signora obtuvo 73 puntos de 75 posibles y se disparó hacia arriba para escalar posiciones hasta llegar al tope. 12 unidades de distancia a falta de 3 partidos y un quinto título de manera consecutiva. Gracias al crecido Dybala y sobre todo a la derrota 1-0 de Napoli ante la Roma, en el regreso de Higuaín.

Mientras tanto en Alemania, el Bayern quería despedir a Pep con baño de cerveza. Y así lo hizo a una fecha de terminar la temporada. Sería el último recuerdo del DT catalán antes de emigrar al Manchester City. Así Pep sumó 3 Bundesligas en 3 años al frente del club bávaro, que encadenó 4 trofeos consecutivos, el de Heynckes incluido, para conseguir esos números por primera vez en su historia. Pudieron hacerlo antes, en abril, pero empataron ante el M’gladbach. Fue el año del que algún día vamos a descubrir que es un robot: Lewandowski. El polaco sumó 30 goles y derrotó a Aubameyang en la lucha por el título de goleo.

Y este repaso no podía sino concluir con la increíble historia del Leisceter City. El equipo del mejor jugador del año en la Premier: Jamie Vardy. La nueva sensación inglesa marcó 24 tantos en 35 encuentros, metiendo gol en 11 duelos seguidos. Si, el que se puso la Copa de sombrero en la celebración del campeonato. En los festejos no estuvieron solos. Fueron acompañados por más de 100 mil personas, en una ciudad de poco más de 300 mil. En un poblado que había celebrado hace dos años un título de segunda división, ahora era la capital de Inglaterra. Un equipo que no pasaba de vender 25 mil camisetas, que era todo su stock y que hoy triplica porque están agotadas. Un equipo recién ascendido que iba por la permanencia y que hoy, es el dueño de una de las 4 mejores ligas del mundo. Por eso nos gusta el fútbol… Porque está lleno de historias impensables que se escriben a punta de goles.

icon1

La Chica del Banquillo

Por:

sign

Últimas Columnas

icon2

Suscríbete

Goto Top