Rio: los 4 años más lentos del mundo

Michael Phelps - Olympics Rio - Los 4 años más lentos

A ti, Michael Phelps que con tus 5 oros nos enseñaste que una meta es simplemente el comienzo de otra más. De otras 28 más. A ti, Usain Bolt, que nos demostraste en 100 metros que pueden transcurrir 4 años para que finalmente pasen 9,81 segundos. A ti Almaz Ayana, que nos hiciste pensar en lo cortos que se hacían esos 10 mil metros, mientras te acompañábamos al récord mundial. A ustedes Katie Ledecky y Katyna Kossu que con cada podio nos dejaban con la sensación de que las ganas de triunfar nunca se van. A ti Joseph Schooling por recordarnos que los sueños se cumplen y que el alumno, de la práctica, puede convertirse en maestro. A Simone Biles por comprobar que el favoritismo es una responsabilidad y no una presión, y que 2 puntos pueden ser la diferencia entre la perfección y la historia.

A ti Mónica Puig, por hacernos sudar contigo el último punto, ese que cubría de oro a tu Puerto Rico. A ti Juan Martín, que con tu derecha le jugaste al destino a la contra, para restar cuatro años a aquella medalla de oro que se te escapó. A ti Rafa por regresar, por jugar con la mente, el corazón y la bandera por encima del físico, por entregarte al doble. A ti Novak, por que con tus lágrimas demostraste que los grandes siempre caen de pie.

A ti vinotinto, por enseñarnos que los chicos pueden jugar a ser grandes. A Suecia por mostrarnos que con sólo un balón de fútbol se puede tumbar a un gigante. A Honduras por contradecir al abecedario y demostrar al mundo que la H no es muda. A Stefany Hernández por subirnos a su bici y hacernos vivir realmente el bronce conseguido en BMX. A Yulimar Rojas, quien con un salto pasó a la historia del atletismo venezolano. A Lupita González, que al cruzar la meta se convirtió en América Latina, la primera de las nuestras en colgarse medalla en la marcha de 20km. A María del Rosario, a quien pude ver en vivo como ganaba la plata… Porque la máxima medallista del Taekwondo en la historia de los Olímpicos no perdió. A todos nuestros latinos: a Yoel Finol, a Germán, a Misael…

A ti Rio, por demostrar que una pequeña luz puede alumbrar el universo. A ustedes, por enseñarnos que un simple metal puede cobrar valor cuando viene impulsado por el pecho de una nación. Por demostrar que la mejor melodía tiene el nombre de nuestro país, que la sangre puede tener muchos colores… Que los récords se escriben en letreros que titilan, que tienen carácter fugaz, porque el humano ha sido creado para superarse. Para empujarse al límite y para reinventarse cada cuatro años. A ustedes por comprobar que la eternidad no es una promesa, sino un legado. Por hacer que el trabajo de una vida valga por centésimas de segundo.

por acompañarnos. A todos… GRACIAS.

icon1

La Chica del Banquillo

Por:

sign

Últimas Columnas

icon2

Suscríbete

Goto Top