El Efecto Alves

La Chica del Banquillo - El Efecto Alves

“Dani siempre sonríe”, dice Chiellini. Es que llegar gratis a Torino, y salir por la puerta de atrás, de un equipo al que ayudó a ganar 3 Champions, no le quitó el autoestima. Massimiliano Allegri lo reinventó. Lo revalorizó, como dice Fernando Palomo. Su excentricidad se propaga en la cancha como una extensión de su personalidad. Una alegre, que cree en la magia de sus botines. Si, Dani Alves ha sido clave en el camino rumbo a Cardiff. A sus 34 años y a punto de disputar su partido 100 en la competición, el próximo 3 de junio, está cerca de ganar la “orejona” por cuarta ocasión.

Razón tuvo el delegado Beppe Marotta en su fichaje “hará la diferencia”. Es que su contratación ofrecía más dudas que certezas. Su palmarés habla, pero también su estilo y personalidad. Luego de 8 años en el FCB, con un estilo de fútbol total con tintes holandeses, pero hecho en Camp Barça, establecía la gran duda de “podría adaptarse a la Serie A?”. Igual lo señala Diego Torres, de El País: “A priori nada hacía suponer que un jugador brasileño de 33 años, famoso por su desatención de los deberes tácticos, pudiera encajar en el equipo más ‘tacticista’ de Europa”.

Es que como dice Ancelotti, la Juve es un equipo con ADN definido, que lo tiene establecido desde su fundación. Que contrata técnicos y jugadores que pueden moverse dentro de ese sistema de juego. Pero Alves significó la frescura. La creatividad. La posibilidad de Allegri de recomponer sus sistema y usarlo como lateral. La “vecchia signora” posee genes que comparten algo en común con el brasileño: la necesidad de ganar. En esa clase de equipos no existen números más allá de los títulos. Cuentan 23 juegos sin perder en Europa, cerca de concretar, otra vez, el Scudetto, y de repetir también la Coppa. Pero Cardiff lo será todo.

Un partido que también marca la participación de un venezolano, Tomás Rincón, el capitán vinotinto, que podría ser el primer nacido en Venezuela en levantar la “orejona”. Es la Juve Sudamericana, con sangre latinoamericana de Dybala, Cuadrado, Higuaín, Rincón y Alves. Y si, también agrega Chiellini que “Dani es un loco”. Igual es cierto aquello de que la locura se contagia. A lo mejor eso fue lo que pasó en la directiva blaugrana y por eso lo dejaron ir. Dicen que las mejores cosas en la vida son gratis. Lo certifican en Torino.

icon1

La Chica del Banquillo

Por:

sign

Últimas Columnas

icon2

Suscríbete

Goto Top