Él es Josef Martínez

8-El-es-Josef-Martinez-750x422
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Por: María José Pacheco Valles

70.425 personas gritaron su nombre al unísono, lo aclamaron, lo aplaudieron, se rindieron ante su talento. Su nombre es único y tiene la ventaja de pronunciarse igual en español e inglés. 70.425 personas – en su mayoría norteamericanos –  gritaron: ¡Josef Martínez, Josef Martínez!. Sí, Josef, el venezolano, el que creció en un barrio llamado El Combate y al que parece hacerle honor. Josef combate, Josef pelea, Josef juega, Josef marca goles, Josef no sabe perder y Josef vive su momento de gloria en el Atlanta United.

En un país donde el fútbol que conocemos se llama soccer, un venezolano está haciendo historia – y no lo digo yo – lo dice el mismo Josef con sus actuaciones, es el dueño del césped del nuevo estadio Mercedes Benz (con una estructura impresionante y que merece un artículo aparte). Cuando sale a la cancha deja en claro que no está allí para hacer amigos, el 7 del Atlanta United está allí para hacer lo que sabe: jugar al fútbol.

El delantero de la Vinotinto ha tenido partidos para el recuerdo, pero ninguno – quizás – como el del pasado 16 de septiembre cuando ante 70.425 fanáticos marcó su  tercer hack trick,  pues justo tres días antes hizo la misma cantidad de goles ante el New England. Con esta hazaña Josef Martínez escribió su nombre en las estadísticas históricas de la MLS, ahora es el tercer jugador en convertir un triplete en partidos consecutivos, y a su vez también se convirtió en el quinto futbolista en registrar tres hack trick en una sola temporada. Tres, tres, tres pareciera ser el número de la suerte para Josef y no el 7 que lleva en su espalda.

Martínez está de romance con la pelota, el fútbol le sonríe y él sonríe de vuelta. La red del arco pareciera decirle: te lo mereces, estás aquí porque lo has trabajado, estás aquí para demostrar de qué estás hecho, estás en Atlanta y eres una de sus estrellas, estás aquí, ahora patea.

Josef Martínez

¿Quién es Josef Martínez?.

Venezolano. Delantero de la Vinotinto, así se presenta Josef en un vídeo que corre en Youtube. Venezolano, antes que todo. Creció en El Combate, zona popular de Valencia, ciudad donde pisó por primera vez un campo de fútbol. Su hogar.

 

Es una pregunta muy básica – quizás te parezca rara – pero quisiera saber quién es Josef Martínez.

Soy una persona normal. Alegre porque hago lo que me gusta que es jugar al fútbol. Cuando estoy en la cancha aprovecho cada instante y eso me hace feliz. Pero aparte de ser jugador, soy una persona que se debe a mi familia y para mí ellos son los más importantes.

Muchos niños – que ahora son adultos – soñaron con ser futbolistas. ¿qué hizo que tú estés viviendo tú sueño?. ¿Perseverancia?. ¿Esfuerzo?.

El fútbol está en mi sangre porque mis abuelos, mi padre y mis tíos jugaron al fútbol, no profesional, pero siempre fueron mis modelos a seguir. Desde pequeño jugué en el barrio, en el colegio y mi sueño siempre fue ser jugador, no sabía que iba a ser profesional. Pero siempre seguí mi sueño, cuando me propongo algo voy hasta el final, nunca me caigo, siempre sigo mis sueños. Y ese es el consejo que le doy a los niños: luchen por sus sueños sea cual sea.

 

Si Josef fuera un árbol quizás sería un roble, difícil de quebrar, pues como los árboles él tiene las raíces muy bien plantadas, en su tierra. No olvida de dónde viene, mucho menos todo el esfuerzo que hizo su familia para ayudarlo, sabe muy bien donde queda El Combate y regresa cada vez que puede, regresa para comer teticas (helado) y para hacerle barra a los niños – que como él hacía – juegan fútbol en las calles de tierra.

 

¿Cuándo fue la última vez que estuviste en El Combate y qué sientes ahora cuando visitas tu hogar y ves las calles de tierra donde jugabas?

Cada vez que estoy en mi barrio siento orgullo. Mi última visita fue en enero antes de venirme a Atlanta. Siempre que voy me la paso en la casa de mis abuelos que fue donde crecí, donde me criaron, con mis amigos. En enero los niños hicieron un torneo. Yo no jugué, pero compré las teticas para celebrar. Disfruto muchísimo poder compartir con mi gente.

Héctor Galo dice que desde pequeño mostrabas carácter, en la cancha no eras amigo de nadie, solo te enfocabas en el juego, ¿crees que esta siga siendo tu marca personal?.

Si, hasta el día de hoy la sigo manteniendo. Aquí en Atlanta, me molesto con mis propios compañeros, conmigo mismo, porque yo no sé cuál es el límite entre una práctica y un partido normal. Para mi cada juego es una guerra. No me gusta perder ni siquiera cuando juego FIFA en el Play Station. Sigo manteniendo mi ética, que es esa, ser súper competitivo. Así esté ganando 10 a cero yo quiero ganar 20 a cero. Siempre voy por más. Me imagino que Cristiano es Cristiano porque ha sido así. Ojalá llegara yo a eso.

¿Cuál fue tu mayor crecimiento profesional después de tu paso por el Caracas?

Me enseñaron muchísimas cosas, estuve ahí desde los 15 años, fueron los que me dieron la posibilidad de jugar en Segunda, debutar en Primera División, jugar Copa Libertadores. Le agradezco muchísimo a todas esas personas que me dieron esas grandes oportunidades, sobre todo  al profesor Seferino Bencomo. En el Caracas aprendí muchísimo, hice muchos amigos. Sencillamente ellos me abrieron las puertas en el fútbol profesional.

Justo con el Caracas debutaste en Libertadores y marcaste un gol, con apenas 17 años. ¿Cómo recuerdas ese momento?

Fue muy rápido. No recuerdo si estábamos uno a cero o dos a una. Yo entré faltando 25 minutos y a los 10 segundos metí el gol. La verdad es que lo recuerdo como si fuera hoy, obviamente no he marcado muchos goles, pero los que he hecho los recuerdo muy bien.

Josef Martínez

Josef ya no jugaría con el Caracas, pues había logrado la merecida internacionalización al ser fichado por el equipo Young Boys de Suiza. Martínez vivió momentos decisivos en este país, hasta pensó retirarse del fútbol. Pero quizás fue allí donde aprendió, donde se formó y forjó como futbolista y persona. Fue en Suiza donde sacó a relucir su tenacidad, tomó las caídas para impulsarse y seguir adelante. De Suiza al Calcio, así fue el paso de Josef por el viejo continente, lugar a donde no descarta volver para jugar. Pero – por ahora – está poniendo sabor en la MLS.

 

Suiza fue tu primer acercamiento a Europa y su fútbol, viviste una historia con altos y bajos. ¿En cuál equipo crees aprendiste más? ¿Young Boys o Thun?

En el Thun, allí fue donde aprendí más aunque estuve solamente 6 meses, pero lo aproveché al máximo. Agradezco a ambos, al Young boys porque me dieron el primer apoyo en Europa, pero sobre todo al Thun porque fueron los que me hicieron jugador y sentirme jugador y gracias a eso se abrieron las puertas para que posteriormente pasara al Torino.

El Calcio y su fútbol de contacto, ¿cómo te adaptaste a este estilo y lograste ganar minutos en el Torino?

No fue fácil. Obviamente en el fútbol italiano no todos tienen la oportunidad de hacer una buena carrera, sobre todo a un jugador joven que no tiene la experiencia le cuesta mucho, pero yo no me di por vencido. Tuve altos y bajos, de ambos aprendí. Sigo siendo fanático del Calcio, viendo los partidos y ahora más para apoyar a Tomás que seguramente hará las cosas bien. También espero algún día volver a Italia.

Tus pivotes de espaldas al arco, tus regates… ¿Cuál consideras sea tu sello?

Mi sello es estar siempre preparado a las ocasiones que se pueden presentar. Tengo mucha garra, nunca me doy por vencido y bueno esa ha sido la clave. No dar nada por perdido y obviamente estar siempre preparado.

Atlanta se rinde a tus pies, grita tu nombre, ¿crees que el apoyo de los fanáticos te ha ayudado a tener un gran desempeño en la MLS?

Desde que llegué aquí por primera vez me han tratado de maravilla. Me han tratado como siempre uno ha querido que lo traten. Toda la experiencia que he ganado en Suiza, en la selección, en Italia la estoy poniendo a prueba aquí, de verdad no tiene precio. Yo le agradezco infinitamente a todos los fanáticos de Atlanta porque me hacen sentir muy importante y ellos para mí también lo son. Cada vez que entro al campo les agradezco y la verdad que este lindo club me ha dado la oportunidad de alzar mi voz que era lo que quería, sentirme importante, jugar, y marcar goles.

MLS, Calcio, fútbol Suizo, ¿en cuál te has sentido más cómodo?

En todas he aprendido y me han hecho ser quien soy ahora. Pero donde me he sentido más cómodo es acá, con el Atlanta United.

 

Pasó por Europa, está en Atlanta, pero Josef tiene a Venezuela tatuada – literalmente – . El delantero de la absoluta no oculta su amor por representar a su país, el orgullo de sus raíces. Para Josef Venezuela es su casa, es su uniforme, Venezuela es un color y Venezuela es su sueño.

Llevas a Venezuela en tu piel, con orgullo, ¿qué sientes cuando escuchas el Gloria al Bravo Pueblo y vistes la camisa Vinotinto?

No tiene explicación de verdad, no tiene ninguna explicación. Representar a tu país no tiene precio. Cuando juego con la selección y visto la camiseta me quedo sin palabras, solo siento orgullo por ser venezolano. Nunca sabes hasta cuando tendrás la oportunidad de jugar con la Selección por eso aprovecho cada partido al máximo.

En tu carrera has hecho goles en momentos precisos, como el primero en Libertadores, el que le marcaste a Young Boys jugando con Thun, el que marcaste en Liga Europea con el Torino, el gol desde media cancha contra Bolivia, tu último hack trick con el Atlanta, pero ¿cuál es el gol que te sigue llenando de orgullo?

El 2 a 0 contra Argentina, todos los goles son importantes, pero para mí ese ha sido el más importante. Lo tengo como favorito porque marqué en un partido donde había muchos nombres importantes y además nunca es fácil marcarle a una selección tan poderosa como Argentina.

Soñabas con ser futbolista, ya lo eres. Ahora ¿cuál es tu sueño?

Mi sueño más grande es ir al Mundial, es lo único que quiero y lo único que deseo. Para mí es la cosa más grande y el único sueño que tengo hasta ahora.

 

Josef pasa su día entrenando, jugando, trabajando, pero cuando llega a su casa alguien lo recibe, es su fan número 1, para él Josef es el mejor. Y  ¿de quién hablo?, pues de Hachiko, su perro quien se ha ganado el amor de los seguidores de su padre a través de Instagram, pues Josef suele postear fotos con él. Para el delantero de la Vinotinto, Hachiko es más que un perro.

¿Qué lugar ocupa Hachiko en tú corazón?

Se que sonará raro – risas – pero él es mi hijo. Mi corazón está totalmente ocupado por Hachiko y por mi familia. Cuando estuve en Italia me sentía muy solo, así fue como decidí traerlo a mi vida y desde ese momento se ha convertido en mi mejor compañero.

 

Él fue Josef Martínez, venezolano, delantero, un hombre alegre porque hace lo que le gusta: jugar al fútbol, marcar goles y escribir su nombre en la historia.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Deja un comentario

Goto Top