Luka Modric marca la hora en el reloj

62-Luka-modric-marca-la-hora-en-el-reloj
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

 

Por: María Jilo

Escribir sobre Luka Modric es hacerlo bajo la suntuosidad de este deporte. Bajo ese cuerpo encogido que parece contraerse para no dejar escapar la sustancia. Con el paso del tiempo, el centrocampista croata se ha convertido en mucho más de lo que desglosa en su fútbol, lo que es igual a una de las estrellas que más conceptos y labores dominan sobre el césped. Luka medita cómo edificar sobre terrenos ajenos y dónde situar el anzuelo; coloca el tablero, forra la madera con ramas y sitúa el alimento para atraer a las presas. Ciertamente, es el perfil de jugador donde más cosas distintas sabe hacer desde un terreno de juego pese a no intentar ejercer todas. Envuelto de una sencillez seductora, traspasa la barrera de lo exacto para convertirse en una autoridad inspiradora.

 

Desde sus inicios en la élite, mostraba que era un jugador distinto. O con funciones diferentes. En el Tottenham Hotspur FC jugaba de mediapunta o como volante izquierdo, actuando en su mayor tiempo por delante del balón. El conjunto británico era de gran nivel en Inglaterra. Aunque finalmente no estuvieron por la puja del título, el comportamiento de los Spurs en los grandes partidos y, sobre todo, el potencial de dicha plantilla, nos llevaban a ubicarlo en el mismo saco de los equipos grandes. Y de la mano del entrenador por entonces de los Spurs, el londinense Harry Redknapp, comenzó a descubrir otro tipo de jugador. Un centrocampista más interesado en la dirección y gestación del juego en lugar de la labor determinante frente al arco rival. El croata, fue capaz de reinventarse manteniendo sus aptitudes: frecuencia en el juego, cambios de ritmo y regate. Modric era la fluidez, la capacidad para filtrar dividir e iniciar. Redknapp insistió, durante tramos, en colocarle volcado a una banda. Y desde allí, generó el Tottenham su fútbol.

 

En su día, el Real Madrid necesitaba un director de orquesta, se hablaba de Cazorla. Y Mourinho salió en acción para atar al croata. Se decía que el Madrid había fichado a un nuevo mediapunta que no solventaría las carencias del equipo. Unas temporadas más tarde, los autores de esa opinión se saben equivocados y Luka goza de la aprobación unánime. Luka Modric es el faro del Real Madrid desde hace cinco años. La luz de la Estrella de Eärendil. Evidentemente, no será tan emblemático como Cristiano Ronaldo, una pieza digna de estudio en laboratorios,  pero ver a Luka jugar demuestra que es recurrente en la excelencia. Posee la inteligencia y la capacidad para tener un abanico de jugadas ya premeditadas antes de recibir el esférico. Con cada salida de balón, en la que quiebra al marcador rival, sirve para hacerle saber que es él el que se impone en el terreno de juego y marca la hora en el reloj.

 

Modric corre por todo el césped como un niño lo hace por el pavimento de la escuela: con la misma ilusión, buscando el balón allá donde se encuentre con la finalidad de tenerlo en sus pies el más tiempo posible. Es un enamorado del tacto de la pelota, un amor puro e incondicional, como los más grandes que han profesado este deporte. Él es la dama del tablero de ajedrez. Y no solo es la más poderosa de las 16, sino también la más versátil, quien dispone de libertad absoluta de movimiento y coloca con facilidad, en jaque a sus contrincantes. Y lo especial, su capacidad de interpretación para tocarla pausado a un costado o cuando debe acelerar el ritmo e intentar un pase brillante para superar líneas. La distinción de otros maravillosos centrocampistas es su habilidad con el esférico en conducción: también es capaz de volcarse al ataque con el balón controlado y sortear con regates a sus oponentes. Pero cuando el croata la toca rápido, aumenta el protagonismo de los extremos. Solo es detenido con la infracción. Tiene la habilidad de predecir la jugada del contrario y anticiparse. En cuclillas, tramando el asalto, salivando ante el posible error de sus presas, afilando cuchillos, susurrando enfrentamientos en oídos de sus rivales que no quieren ni mirar a esa esquina a quien tanto conocen y tanto temen.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Deja un comentario

Goto Top